La dehesa, clave del embutido artesanal

La dehesa, cuna de nuestro embutido artesanal

Dicen que la tierra es el elemento natural más poderoso de todos. El que más poder de atracción tiene sobre quienes la habitan, el que en gran medida nos hace echar raíces y sentirnos parte de un lugar. Una singular pertenencia en la que el campo tiene su peculiar protagonismo, imprimiendo un carácter particular a través de sus sabores, sus aromas y los detalles que hacen de una tierra una única.

Curiosamente, tanto ese sentir popular como ese sentimiento forman también parte de todos y cada uno de nuestros productos. Unos criados, crecidos, elaborados y curados en la tierra de la que son originarios. Unos para los que el campo no solo es el medio natural sino, además, el único lugar capaz de darles su característico sabor.

Por estas razones y fieles al estilo propio de nuestra tierra, solo entendemos la crianza de nuestros cerdos ibéricos de una manera: disfrutando de la vida en libertad en nuestras dehesas.

Unos espacios sostenibles y ecológicos que, a pesar de contar con presencia humana, son únicamente territorio de nuestros cerdos. Unas fincas cuidadas con el mismo mimo con el que se cuida a todos y cada uno de nuestros animales.

LA CRIANZA EN DEHESA, BASE DE NUESTRO EMBUTIDO ARTESANAL

Lejos de ser una innovación, el sistema de cría de cerdo ibérico en dehesas no es más que el modelo tradicional de este tipo de ganadería en Alba de Tormes.

Embutido artesanal de Salamanca

Un estilo que facilita la cría del cerdo en libertad como medio perfecto para procurar animales que crecen felices y sin estrés. Añadido, es gracias a este sistema de crianza en pastos de extensión como se logra otro aspecto de vital importancia en los jamones y embutidos de nuestra tierra: el hecho de que los animales caminen en busca del alimento es ideal para hacer que tanto paletas como jamones sean más jugosos.

Además, la vida en la dehesa permite que los animales se nutran de todo aquello que encuentran a su paso. Una forma natural de lograr que el sabor de cada tierra quede impreso en el de sus carnes. Así y además de alimentarse de bellota, nuestros cerdos también lo hacen de aquellas hierbas y frutos silvestres propios de la zona que encuentran a su paso. Una auténtica fuente de aromas y sabores característicos que hacen que nuestros embutidos artesanales tengan un carácter único.

Aromas del terreno, sabores a campo. Dos ingredientes más que forman parte de nuestras recetas de jamones y embutidos para llevar, más allá de nuestras fronteras, el auténtico sabor de nuestra tierra.

Si quieres disfrutar de nuestros sabores, compra online embutido artesanal aquí> Tienda online Ibéricos de Alba