I+D+i de embutidos artesanales El Ventorro

Más que embutido artesanal: nuestro departamento de I+D+i

Muchas veces, se cae en el error de creer que tras el embutido artesanal hay únicamente herencia. Ese legado adquirido con el paso de los años, y del que nuestros antepasados nos pasaron el testigo. Un conocimiento único y valioso capaz de perpetuar en el tiempo las tradiciones pero, también, una sabiduría popular que permite disfrutar hoy del mejor sabor del pasado.

Sin quitarle importancia al peso de la herencia, lo cierto es que la actualidad abre un nuevo panorama incluso en lo que respecta al embutido artesanal. Un abanico de innovaciones tecnológicas a disposición de los distintos procesos de la elaboración tradicional, que permite mejorar productos de siempre con prestaciones más actuales.

Y es que la vanguardia no tiene porqué estar reñida con la costumbre, sino que puede convertirse en una compañera de viaje capaz de actualizar incluso lo más antiguo.

INVESTIGACIÓN Y DESARROLLO, ALIADOS DE EL VENTORRO

Nuestro día a día es un ejemplo de esa conjunción perfecta entre herencia y vanguardia.

Embutido artesanal de Salamanca

Por un lado, mantenemos todo lo aprendido a lo largo de nuestras generaciones dedicadas al embutido artesanal. Un conocimiento que aplicamos tanto en la manera de criar a nuestros cerdos (basada, como antaño, en la alimentación ecológica como clave del embutido artesanal) como en la manera de elaborar todos y cada uno de los jamones y embutidos que salen de nuestra casa. Una manera además de mantener vivas las recetas de siempre, conservando así no solo la tradición de nuestra firma sino, también, algunos de los productos más tradicionales de Salamanca (como, por ejemplo, el farinato).

Sin embargo y a pesar de este homenaje constante a nuestros antepasados, el presente de nuestros jamones y embutidos también tiene mucho de futuro. Y es que, además de servirnos de los adelantos tecnológicos para mejorar aspectos de nuestros procesos de producción o en la conservación de nuestros productos, nos hemos centrado en innovar en algo que se puede notar: el sabor.

Así investigamos nuevas texturas para embutidos de siempre, realizamos constantemente pruebas con diferentes familias de una misma especia (buscando matices y aromas que enriquezcan la tradición de nuestras recetas), o desarrollamos productos novedosos que unen lo de siempre con nuevos tonos (y que pronto verán la luz y sorprenderán a los paladares más exquisitos).

Aires modernos para productos de siempre. Una manera respetuosa y actual de entender el embutido artesanal.